RUMI

Cada árbol y cada planta del prado
parece estar danzando;
aquéllos con ojos comunes
sólo los verán fijos e inmóviles.

31/10/2010

La “Ley de Parkinson”

http://www.kellyglobal.net/eprise/main/web/mx/hr_manager/es/ley_de_parkinson?printer=1

29/10/2010

El poder de la televisión

¡Terrorífico! Si queréis evitar las imágenes desagradables que salen el principio del documental, podéis comenzar a verlo cuando empieza el concurso de la tele (sobre el minuto 5).


El Juego de la Muerte. 2010





http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2010/03/100317_1444_francia_television_juego_wbm.shtml


28/10/2010

3 Preguntas Retadoras, 3 Respuestas Potenciadoras Leo Alcalá

http://www.pasionenaccion.com/2010/10/3-preguntas-retadoras-3-respuestas-potenciadoras/

Coaching: ¿cómo disolver los obstáculos al aprendizaje?


El coaching, una herramienta que aumentó enormemente su popularidad en los últimos años, puede utilizarse para múltiples propósitos. En este artículo, veamos de qué manera puede servir para superar los obstáculos al aprendizaje organizacional...

Por Horacio Cortese

Aprender es expansión de la capacidad de acción efectiva, en respuesta a los desafíos del entorno. En este marco, cualquier proceso de aprendizaje se enfrenta con dos obstáculos fundamentales.

1) Obstáculos individuales al aprendizaje

A la hora de aprender, el actor enfrenta problemas derivados de sus propios modelos mentales. En efecto, sólo podemos ver lo que nuestros modelos mentales nos permiten ver.

En estos casos, el coaching puede ser una herramienta poderosa para que el agente comprenda sus propios obstáculos cognitivos y transforme su interpretación de la situación.

2) Obstáculos sistémicos al aprendizaje

Los esfuerzos individuales suelen no ser suficientes para vencer todas las trabas que atentan contra el aprendizaje. En efecto, muchos obstáculos surgen de factores que el actor no puede resolver aisladamente: las estructuras de los sistemas donde se desempeña.

El sistema de una organización es una construcción colectiva que, en el tiempo, fue generando ciertas rutinas que nos llevan a realizar las cosas de un modo particular (y no de otro). El sistema en que nos encontramos influye, así, sobre nuestras formas de pensar, de tomar decisiones y de influir sobre otros.

Y, precisamente, todo sistema posee ciertas propiedades estructurales que inhiben el cambio y la acción deliberada de sus miembros. No obstante, el actor puede, junto con otros, revisar las rutinas y modificarlas. Y, de esta forma, pueden removerse las trabas estructurales que inhiben la acción individual.

Por lo tanto, para evaluar (y vencer) las dificultades del aprendizaje, es necesario evaluar al sistema de la organización como sujeto y objeto del aprendizaje. En este punto, abandonamos la perspectiva antropocéntrica (centrada en el individuo) para pasar a un enfoque sistémico.

Así, el camino nos lleva al "aprendizaje organizacional", definido por Danny Miller como "la adquisición de nuevo conocimiento por los actores, quienes son capaces y tienen la voluntad de aplicar ese conocimiento en la toma de decisiones o en la influencia de otros en la organización" (MILLER, Danny. A Preliminary Typology of Organizational Learning: Synthesizing the Literature. Journal of Management, 22, 1996: 485-505.)

El aprendizaje organizacional es un campo de estudio muy joven (tiene apenas unos treinta años). A pesar de su juventud, la producción bibliográfica ha sido prolífica e inconexa. No obstante, a partir del análisis de las distintas corrientes teóricas encontramos un patrón común: el aprendizaje organizacional implica cambio organizacional exitoso.

Para ejemplificar la teoría, veamos un caso donde la libre elección de un actor puede verse condicionada por la estructura del sistema y qué puede hacer un coach para ayudar. Imaginemos un directivo que no comulga con los valores encarnados en el equipo de dirección.

En ese caso, la tarea del coach es ayudarlo a expandir el espacio de lo posible. Primero, ayudarlo a comprender que el sistema tiene reglas que el directivo solo no podrá cambiar. Segundo, que puede aceptar o no las reglas.

En caso de no aceptarlas, siempre puede escoger abandonar la compañía o buscar alianzas internas con otros directivos para que las rutinas comiencen a cambiar.

En definitiva, en este breve artículo hemos identificado dos tipos de obstáculos al aprendizaje.

El obstáculo subjetivo reposa sobre los modelos mentales de cada actor. Precisamente, allí es donde apunta el coaching a la hora de superar obstáculos.

Pero también existen obstáculos inmersos en la misma estructura de la organización. El coach necesita aprender a leer estos obstáculos para ayudar a expandir el espacio de lo posible. Así, con la incorporación de esta perspectiva, el coaching adquiere dimensión sistémica y se convierte en una herramienta para el aprendizaje.

Dr. Horacio Cortese

Director del Master en Dirección de Recursos Humanos de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). Autor de Coaching y Aprendizaje Organizacional

Fuente: MATERIABIZ

Un recorrido por las raíces filosóficas del coaching


En los últimos años, el coaching se ha convertido en una herramienta muy utilizada en el mundo empresarial. Pero sus orígenes más remotos remontan a la filosofía griega. Un recorrido por la historia de la disciplina...

Por Liliana Moya

Se dice que el término "coaching" remonta sus orígenes al siglo XV, en la ciudad húngara de Kocs, situada a unos 70km de Budapest y de Viena.

Este poblado, parada obligada de viajeros, dio origen al nombre de un carruaje particular denominado "kocsi" (pronunciado "cochi"), que luego se tradujo al alemán como "kutsche", al italiano como "cocchio" y al español como "coche".

Así, etimológicamente, el término "coach" deriva de un medio de transporte. Y, de alguna manera, el coaching sirve para transportar a las personas del lugar donde están hasta el lugar donde desean estar.

El conductor del carro (o "coach", sirve de guía para el coaching) facilita el proceso de desplazamiento del cliente (o "coachee") pero no decide el rumbo a seguir.

Las raíces del coaching en la filosofía antigua

Leonardo Ravier, en un artículo publicado en Coaching Magazine, define al coaching como "una disciplina catalizadora del potencial de los seres humanos, el resultado de interrelaciones espontáneas y evolutivas que, a lo largo del pensamiento humano, han ido desarrollando lo que hoy empezamos a conocer como coaching y que sigue en permanente evolución o cambio. Y no constituye un producto deliberado de un solo ser humano o producción de un grupo específico".

Así, a lo largo de la historia, filósofos de diversas corrientes de pensamiento han aportado al desarrollo de la disciplina.

La mayéutica socrática es, quizá, el primer antecedente. Sócrates, a través de preguntas reveladoras, orientaba a sus interlocutores en la búsqueda de la "verdad", exponiendo las bases de sus falsas creencias.

Así, los diálogos platónicos, basados en una secuencia de preguntas y respuestas entre lo que podríamos llamar "coach" y "coachee", constituyen un antecedente del método del coaching.

Todavía en la antigua Grecia, la ética aristotélica, basada en la búsqueda de la felicidad, sigue siendo la gran motivación que subyace a las sesiones de coaching.

Las raíces del coaching en la filosofía moderna y contemporánea

En la época moderna, el método fenomenológico de Edmund Husserl, el pensamiento existencialista de Jean Paul Sartre y la psicología humanista terminan de moldear las bases filosóficas del coaching.

La capacidad de tomar conciencia sobre lo que nos ocurre y el planteo de un proyecto de vida es inherente a la reflexión desarrollada en una sesión de coaching, que como material de análisis debe ser tratada libre de censuras y prejuicios.

Las corrientes contemporáneas del coaching

Los aportes constructivistas a la filosofía del lenguaje han sentado las bases del "coaching ontológico" (literalmente "entrenamiento del ser para su re-diseño"), que considera al lenguaje como un determinante fundamental de nuestro ser y hacer.

Los nombres más resonantes de esta corriente son Werner Erhard, Maturana, Fernando Flores, Echeverría y Olalla.

El coaching también ha recibido una importante influencia desde la psicología del deporte a través del trabajo de Timothy Gallwey, quien desarrolló una metodología de entrenamiento denominada "The inner game" (el juego interior).

Este puede ser el ejemplo más claro de cómo el deporte pudo influir en las técnicas de coaching o bien cómo el coaching aporta el concepto de juego interno, como condición de desarrollo de las acciones externas.

Así, sobre estas bases filosóficas y metodológicas, desde la década del '80, el coaching se ha difundido mundialmente como profesión, adquiriendo una identidad propia y las áreas de incumbencia que hoy conocemos: life coaching (coaching personal), executive coaching (coaching ejecutivo) y corporate coaching (coaching organizational o business coaching).

En definitiva, si bien sus raíces se remontan muchos cientos de años en el pasado, el coaching como disciplina autónoma es relativamente novedoso y se encuentra en constante evolución.


Liliana Moya

Gerente de Desarrollo de Negocios de WHALECOM, consultora especializada en procesos de cambio

Fuente: MATERIABIZ

¿De qué hablamos cuando hablamos de coaching?


El término "coaching" es cada día más utilizado en el mundo empresarial. Pero, ¿qué es exactamente y para qué sirve?

Por Néstor Gutman

Hace un tiempo, me llegó a través de Internet una consulta que decía más o menos lo siguiente:

"Cuando asiste una persona a realizar un proceso de coaching viene con el ego muy maltratado. Al no ser psicóloga tengo que estar evadiendo la parte psicológica y llevar al candidato a la parte empresarial. Pero una parte afecta a la otra. ¿Qué me recomiendas? ¿Enviarlo a mi consultorio, o recuperarlo profesionalmente mediante el coaching?"

Lo primero que pensé fue: ¿se pueden separar la "parte psicológica" de la "parte profesional"?

La respuesta la tenemos todos por experiencia: nuestra subjetividad afecta directamente lo que hacemos, y lo que hacemos afecta directamente a nuestra subjetividad.

Si nos sentimos bien, nos va bien en el trabajo, y si nos va bien en el trabajo, nos sentimos bien.

En un proceso de coaching es inevitable que afloren subjetividades (lo que sentimos, desde dónde hablamos, cómo vemos el mundo). Esta es la "masa" con la que hay que trabajar.

Pero, si quien concurre necesita psicoanálisis más que coaching, corresponde explicitarlo y acudir a un profesional competente.

La esencia del coaching es ayudar al otro a lograr sus metas.

Es un proceso de acompañamiento similar al de un entrenador de tenis o de golf (justamente, de ahí proviene el término) que trabaja a la par del "jugador", observando su "juego", escuchando, acordando metas e implementando acciones de mejora.

En el deporte, se trabaja cada vez más con "el factor psicológico" pues se sabe que incide directamente en los resultados. ¿Por qué no se haría lo mismo en las prácticas profesionales?

No obstante, actualmente existe cierta confusión respecto a qué es el coaching, ya que la palabra se utiliza para nombrar prácticas de lo más diversas:

-un directivo contrata un coach personal por voluntad propia, con el fin de mejorar su capacidad de liderazgo.

-una empresa contrata un coach con el fin de mejorar el liderazgo de sus gerentes.

-una empresa entrena a sus jefes en coaching para que ayuden a sus equipos a alcanzar mejor los objetivos.

Todos son coaching, pero de distinto grado.

La diferencia entre ellos es, fundamentalmente, una pregunta: ¿quién decide las metas?

En el primer caso las decide el "jugador". En el tercero, la empresa. Pero todos deberían brindar el espacio para que cada participante pueda replantear su situación actual y adónde quiere llegar, para intentar congeniar las metas individuales con las organizacionales, o ponerse nuevos objetivos.

Un buen coaching debe ayudar a la gente a encontrar su propio camino. Si este no se toca en ningún punto con los de la organización, es una buena oportunidad para abrirse.

Si se descubren coincidencias, el compromiso es mayor y los resultados poderosos.

Néstor Gutman

Licenciado en Organización y Dirección Institucional (UNSAM), Especialista en Educación No Formal, Músico-Compositor, director de Néstor Gutman Capacitación

Fuente: Materiabiz


¿Y por casa cómo andamos?

¿Y por casa cómo andamos?

Por Ana Cecilia Vera

Resumen: ¿Desorden en el lugar donde vives? ¿Falta de cuidado y de limpieza quizás? Cómo se encuentre físicamente tu casa puede ser un espejo de lo que a ti te ocurre interiormente y en tu vida. En este artículo comparto contigo algunas preguntas que pueden ayudarte a mejorar en este aspecto y encontrar en él una oportunidad.

Por un momento te pido que hagas foco en tu casa; te invito a observarla con detenimiento y te respondas a ti mismo las siguientes preguntas con la mayor sinceridad posible:

  • ¿Qué observas?

  • ¿Cuál es la diálogo interno que tienes acerca de ella?

  • ¿Qué importancia tiene para tu vida?

  • ¿Cuánto tiempo le dedicas a su cuidado y mantenimiento?

  • ¿Cómo juzgas que están dispuestas las cosas?

Luego de responder estas preguntas, pregúntate...

  • ¿Qué te pasa con las respuestas que acabas de escribir?

Te propongo el siguiente cuestionario para que implementes un cambio en esta área:

  • ¿Hay algo que te gustaría cambiar de ella? ¿Qué cosas?

  • ¿Qué puedes decir de tus espacios personales?

  • ¿Quisieras hacer algunos cambios en este aspecto?

  • ¿Para qué los querrías hacer?

  • ¿Cuáles serían esos cambios?

  • ¿Cómo podrías llevarlos a cabo/implementarlos?

No esperes sentirte motivado para empezar a cuidar y a ordenar el lugar donde vives. ¡Empieza ahora! ¡Empieza ya con alguna acción!

  • ¿Qué tal si comienzas por alguno de los espacios?

  • ¿Qué primer paso o acción podrías ejecutar ya para sentir que te estás haciendo cargo de TU lugar?

  • Elije una hora determinada en la semana y un tiempo para encargarte de ella.

  • Observa las cosas que utilizas y las cosas que no y toma una decisión sobre qué harás con cada una de ellas (¿la regalarás? ¿donarás? ¿desecharás? etc.).

  • Para tomar una decisión pregúntate: ¿realmente utilizo esto? ¿Cuándo fue la última vez que lo usé? ¿Lo volveré a usar? ¿Tiene sentido el espacio físico que ocupa en mi casa?

  • ¿Y qué me dices de la disposición de los muebles?

  • ¿Y la limpieza?

Buscamos que el lugar en donde vives sea un espacio al cual volver en donde puedas sentirte cómodo, contento y que signifique un refugio y no un lugar en el que evites estar y/o te “ensucie” mentalmente.

Te aseguro que en la acción de ese cuidado que hagas del espacio físico de tu casa, encontrarás motivación y el orden interno, mental, corporal y emocional que necesitas para mejorar en las demás áreas de tu vida. Esto es así, comienzas con un cambio en alguna área de tu vida y ese cambio impacta inevitablemente en las demás áreas porque funcionamos como un todo integral.

Vamos, deja ya las excusas y no postergues más esto. Comienza ya a poner orden y cuidados en el espacio físico en donde vives. Tu ser te lo agradecerá. Diseña un plan y ¡ponte en acción! Cuida de tu espacio, cuida de ti mismo y de tu vida.



© 2006-2010 Ana Cecilia Vera. Todos los Derechos Reservados.


Sobre la autora:
Ana Cecilia Vera asiste a personas, líderes y profesionales en el proceso de cambio que buscan para decirle SI a sus sueños y emprenderlos desde una transformación interior. Si quieres crear nuevas posibilidades en tu vida, disfrutarla al máximo con éxito y felicidad, visita http://www.anaceciliavera.com.ar y suscríbete al boletín para disfrutar de más tips y estrategias GRATIS y recibir en tu e-mail un reporte especial Gratuito.

27/10/2010

Forgiveness in practice – George Castrinos

Forgiveness in practice – George Castrinos




George Castrinos’s brother was killed in a robbery in 2007. In this video, George speaks about how he has forgiven the murderer, applying Course principles. This is an amazingly powerful demonstration of the Course in practice. If a man can be in the same room as someone who has killed his brother, look him in the eye and say ‘I forgive you’, to see the murderer as a brother, what can we not forgive?

Since January 17th, my whole life has changed. And… I started to have a shift before that, in my awareness. You know, I’m reading this book right now, I’ve read a lot of books, this book I’m reading its called A Course in Miracles, and the main object of that book is atonement and forgiveness. And, you know, most people just want to feel good. They just want to sleep in peace and wake in joy. And for a long time it wasn’t like that for me. And since the death of my brother, I’ve come into my own personal spiritual alignment. And it’s almost like anything that hasn’t served me has just kinda dropped, almost like as a dog comes out of the water and shakes it off. So Dorian, I want you to know that I want good things for you. You know, I don’t want you to die, in the death sentence, you know, and you’re up here pleading guilty, I mean… And I still don’t totally know if you pulled the trigger on my brother. It doesn’t really matter right now, I just want… You’re going to go to prison and there’s beauty in there for it. There’s beauty right here in this courtroom right now.

And you know, these words of revenge, regret… It’s like… because of this.. I can come from atonement and forgiveness. And stand right here before you today, you guys, and tell you - I forgive you. That David Heath’s little brother forgives you. And I want you to know that. Regardless if you did this or not. It sure looks like you did this crime – that’s between you and your maker. So whatever, wherever you’re going, just remember, David Heave’s little brother forgives you. And as for your mother, I want good things for that woman. That family that was here earlier – I want good things for them – I want good things for everybody in this courtroom. And I know if my brother was here right now, he’d be cool with it. I know he would. I know David would be cool with it. Maybe one day, you’ll tell me how it went down, or whatever, if it’s all right with you guys, I’ll send you a book in jail, or a letter or whatever, just to see how things go.

26/10/2010

¿Víctima o protagonista?


http://www.elratondebiblioteca.net/fuenteycaudal12.htm

Cómo manejar las situaciones inesperadas que amenazan el camino hacia tus metas

Cómo manejar las situaciones inesperadas que amenazan el camino hacia tus metas

Por Ana Cecilia Vera

Resumen: A pesar de que podemos tener en claro cuáles son nuestros sueños y hemos planificado una ruta de objetivos y metas para alcanzarlos, puede que en el camino nos toque enfrentar con ciertas situaciones difíciles e inesperadas que amenazan con desmotivarnos y parar nuestra marcha. Si quieres aprender cómo manejar estos retos inesperados para evitar el horrible sentimiento de frustración y fracaso, no te pierdas este artículo.


Enfrentarte con situaciones que te sorprenden para “mal”, esas que amenazan con “sacarte” de la ruta trazada hacia lo que quieres puede convertirse en algo muy difícil de manejar. Mantenerte en la zona de preocupación, centrarte en los problemas en lugar de orientarte en su solución, generará en tu ser sentimientos de víctima por estar haciendo foco en cualquier cuestión externa a quienes echas culpas, lo que complicará cualquier acción que emprendas. Todo se teñirá de una visión reactiva; serás un simple espectador de lo que está aconteciendo lo que hará crecer en ti los sentimientos de frustración y fracaso por mucho tiempo sin poder salir airosamente de esa adversidad.

Por el contrario, si eliges enfrentar esas situaciones inesperadas desde una posición protagonista y proactiva, si amplías cada vez más tu zona de influencia, si buscas alternativas para involucrarte en esa situación, convertirás cualquier aparente problema en una oportunidad para crecer y aprender, y quién te dice que puedas sorprenderte maravillosamente de lo que surja.

Sigue estas estrategias cada vez que algún reto difícil e inesperado amenace con parar tu marcha en la ruta hacia tus sueños...

  1. Busca un un espacio y tiempo para observarte y observar tu realidad en tranquilidad. Busca centrar tu atención en tu respiración, cierra los ojos y observa cuáles son los pensamientos que estás teniendo sobre esa situación, observa cuál es la corporalidad en la que te encuentras y también observa tus emociones. Anota todo esto que estés percibiendo para analizarlo luego. Aquieta tu mente y relájate para poder tomar las mejores decisiones y acciones. Mente angustiada, desesperada, abrumada por emociones dolientes no puede tomar buenas decisiones.

  2. Toma contacto con tu ser interior, con el Universo, Dios o energía en quien creas, toma contacto con tus valores. ¿Qué me indican que haga? ¿Cuál es el mensaje que tienen para decirme en esta situación? Hazle caso a tu intuición y a tu corazón. Nunca falla.

  3. Convierte ese inconveniente inesperado en un quiebre, en una oportunidad, involúcrate en su solución. ¿Qué es lo que necesitas aprender de esta situación para dejarla ir? ¿De qué necesitas hacerte cargo? ¿Qué necesitas cambiar? Ajusta lo que haga falta en tus planes para recobrar la estabilidad y continuar tu camino. Anota todas estas ideas para que puedas verlas con claridad antes de tomar una decisión y acción. ¡No decaigas, tú puedes seguir!

  4. Conéctate con tus dones, capacidades y logros. Si no los has reconocido en tu ser, ¿qué esperas? Tienes que saber cuáles son tus partes positivas para poder ponerlas en acción y así resolver cualquier problema cada vez que lo necesites. Reconoce tus dones, esos talentos que fluyen de tu ser y te resulta muy fácil desarrollarlos. Reconoce tus habilidades, todo lo que sabes hacer y has aprendido hasta hoy. Reconocer logros del pasado también te servirá para preguntarte: ¿Qué hice en aquel momento para resolver tal situación? ¿Desde qué posición actué? Anota todas estas observaciones.

  5. Haz oídos sordos del discurso negativo de la sociedad, de la sopa cultural y el entorno que dice que el cambio no es posible y las cosas están difíciles. Ojo con esos comentarios desmotivadores, ojo con el "qué-dirán" esa gente que puede tirar abajo tus ideas y tus ilusiones. Cuida tu ser, ten cuidado a quien cuentas tus cosas. Cuídate, no entregues tu poder personal a cualquiera. Rodéate de gente positiva, que busque soluciones, que sea protagonista, que esté parada en resultados. Busca relacionarte con este grupo de personas porque es el que vaa ayudarte en cualquier problema que tengas.

  6. ¡Acciona! Haz algo ya, no te quedes ahí parado. Si surgen obstáculos en el camino, pregúntate… ¿Cómo puedo seguir? ¿Cómo puedo superarlo? ¿Qué necesito aprender?

Y estas son las 6 estrategias que te recomiendo para enfrentar cualquier situación adversa que se te presente de repente y amenace con paralizarte. Recuerda que tú puedes ser el resultado de lo que te pasa o ser el ORIGEN DE TUS RESULTADOS. Si eliges la segunda opción ya sabes lo que tienes que hacer.

El estar mejor y encontrar soluciones a los problemas de la vida reside ante todo en tu interior. Encuéntrate con esa sabiduría y ponla en acción.

Ana Cecilia Vera asiste a personas, líderes y profesionales en el proceso de cambio que buscan para decirle SI a sus sueños y emprenderlos desde una transformación interior. Si quieres crear nuevas posibilidades en tu vida, disfrutarla al máximo con éxito y felicidad, visita http://www.anaceciliavera.com.ar y suscríbete al boletín para disfrutar de más tips y estrategias GRATIS y recibir en tu e-mail un reporte especial Gratuito.

Libérate del resentimiento y abre las puertas a nuevas posibilidades

Libérate del resentimiento y abre las puertas a nuevas posibilidades
Por Ana Cecilia Vera

Resumen: ¿Acaso el resentimiento te invade por algo del pasado o del presente que no puedes soltar o aceptar? En este artículo me refiero a este tema y te muestro por qué es peligroso mantenerte en este estado de ánimo y te doy estrategias para liberarte de él y puedas comenzar a sentir paz en tu corazón y así dar paso a las mejores experiencias que te mereces vivir.

Llamamos “facticidad” a aquellas cuestiones del pasado o del presente que no podemos cambiar. Algunos ejemplos de facticidad pueden ser: la edad que tenemos, nuestros padres biológicos o alguna situación en el pasado en cualquier área de tu vida que sabes que ocurrió de una manera determinada y que hoy no puedes hacer nada para modificarla como hecho tal como sucedió.
Desde el coaching observamos al resentimiento como un estado de ánimo que sientes cuando no aceptas esa facticidad de la vida. Es como un pensamiento o un conjunto de pensamientos que emergen recurrentemente cuando interpretas que “algo” te ha hecho o te hace algo malo injustamente. Según lo que interpretas como válido para ti a partir de esos pensamientos, sientes intensamente que existe un culpable por lo adverso que te está ocurriendo. ¿Quién o qué podría ser ese “algo” que –te hace- sentir así? Según tu juicio podría ser una persona o un grupo de personas, el país o incluso “la vida” misma o “el destino” o como a veces se le dice: “la suerte que me tocó”.

El resentimiento es un estado de ánimo altamente nocivo que podríamos decir se acerca al del enojo o la ira pero que quizás no lo manifiestas tan amplia y abiertamente. Juzgas que nada puedes hacer para cambiar el estado de los acontecimientos. Tienes como altoparlante ese conjunto de “voces” que te mencionaba antes que "te dice" constantemente que nada puedes hacer para producir cambios en tu vida; es un horrible sentimiento de miedo e impotencia.

Las personas que se mantienen en el resentimiento, no son felices ni despliegan alegría. Desde este estado puede que sientan ganas de vengarse o desquitarse de la situación o persona/s, encadenándose a ellos desde el sufrimiento, la bronca y el rencor; lo que les va quitando poco a poco la libertad y el poder personal para accionar mejor y diferente. Muestran una corporalidad "rígida" , una energía densa que no fluye, como si no pudiesen soltar aquello que los tiene atados; ese resentimiento que en forma inconsciente, está bloqueando las oportunidades y posibilidades de acción más importantes que podrían realmente sanar su vida y traerles felicidad.

¿Cuál es la clave entonces para liberarte del resentimiento?

Para liberarte de este nocivo estado de ánimo es necesario que desarrolles en ti el valor –aceptación-. Si te opones o resistes a aquello que no puedes cambiar: ¿qué posibilidades se pueden abrir para ti desde el resentimiento? Te dejo a ti la respuesta.

Puede que busques culpables; quizás te encuentres perdiendo el tiempo y energías juzgando que nada puedes hacer para que los cambios se produzcan.

Contrariamente, cuando aceptas una situación, te sientes en paz con tus posibilidades y sales a buscarlas, sin quedarte atrapado en lo que no tienes control.

Si aceptas, te liberas de energías negativas, cargas tus "pilas" de motivación y puedes comenzar así a crear posibilidades que todavía no existen.

Aceptar no significa que tenga que gustarte lo que sucedió en el pasado o sucede en el presente y que estés de acuerdo con ello. Aceptar significa tomar responsabilidad de algo que fue de esa manera o está siendo así en este momento. En lugar de enfocarte en luchar contra lo inmutable, lo que necesitas hacer es aceptarlo y poner esa energía a disposición de lo que sí vale la pena para ti: tus sueños y proyectos.

Ten en cuenta las siguientes estrategias para comenzar a liberarte del resentimiento y abras paso a todas las nuevas y mejores oportunidades que mereces en tu vida…

  • Haz importante cómo te sientes en lugar de lo que está pasando. Privilegia y cuida tus emociones, porque ellas te predisponen a la acción. ¿De qué manera lo harás? Escribe las acciones que emprenderás.

  • Haz importante tu equilibrio en lugar de dejarte llevar por la situación. ¿Cómo lo harás? Escribe las acciones que emprenderás.

  • Haz importante la relación con el otro en lugar de buscar tener razón y respuestas para todo. ¿De qué manera lo harás? Escribe las acciones que ejecutarás.

  • Haz importante tus objetivos y sueños en lugar de enfocarte en las circunstancias que no fueron o no son como a ti te gustaría. ¿Cómo lo harás? Escribe las acciones que llevarás a cabo.

  • Respóndete estas preguntas: ¿Con qué situaciones y/o personas estás resentido? ¿Qué es lo que te encadena a ellos? ¿Por qué y para qué no los sueltas? ¿Qué pasarías si los soltaras? ¿Qué te impide soltarlos?

Te invito a aplicar estas estrategias y preguntas para que tomes conciencia, reflexiones y puedas vencer al resentimiento creando en tu interior el maravilloso estado de ánimo de la aceptación.

Me despido con una frase de Anthony de Mello:
"Madurez es lo que alcanzas cuando ya no tienes necesidad de juzgar ni culpar a otros por lo que te sucede".



© 2006-2010 Ana Cecilia Vera. Todos los Derechos Reservados.


Sobre la autora:
Ana Cecilia Vera asiste a personas, líderes y profesionales en el proceso de cambio que buscan para decirle SI a sus sueños y emprenderlos desde una transformación interior. Si quieres crear nuevas posibilidades en tu vida, disfrutarla al máximo con éxito y felicidad, visita http://www.anaceciliavera.com.ar y suscríbete al boletín para disfrutar de más tips y estrategias GRATIS y recibir en tu e-mail un reporte especial Gratuito.

Libertad- Patricia Hashuel

....Y los egipcios hacían servir a los hijos de Israel con todo rigor, amargándoles la vida con trabajos pesados con barro y ladrillos..y como seguían oprimidos en su servidumbre clamaron y su clamor llego a Dios. Y dijo Dios a Moisés: He escuchado el clamor de mi pueblo, ahora anda que te enviaré ante el Faraón para sacar a mi pueblo de Egipto.

Y asi lo hizo Moisés y liberó a su pueblo.
Y frente a las dificultades que surgieron en el camino hacia la tierra prometida el pueblo le protestó a Moisés: Era preferible morir a manos del Faraón en Egipto, allí nos sentábamos junto a la olla de carne y comíamos pan en abundancia.
En cambio nos trajiste a este desierto para que muramos de hambre....

Calculo que si Dios hubiera podido hacer un comentario al respecto hubiera dicho algo del orden de:
Fue mas fácil sacar a los esclavos de Egipto que sacar la esclavitud de sus mentes.
A veces estamos oprimidos en trabajos o en relaciones pero elegimos permanecer en ellas porque nos dan identidad y sentido y porque no sabríamos que hacer si nos liberamos de ellas.
¿Estamos preparados para ser libres?
El pueblo de Israel estuvo 40 años en el desierto porque no estaba preparado para llegar a la tierra prometida y ejercer su libertad.

¿Has pensado alguna vez que no estás preparado aun para liberarte de tus barrotes?

Quise darle la libertad a mi pueblo,
pero olvidé preguntarle si sabía ser libre.

Considero que todos tenemos un lugar pequeño en el que nos metemos nosotros mismos y solo nosotros podemos liberarnos. En ese lugar sentimos seguridad y confort . No nos gusta nuestra vida pero tiene identidad y sentido.
Salir significa ejercer nuestra posibilidad de ser libres.

¿Qué es la libertad?
Considero que la libertad es la posibilidad de elegir y hacernos responsables de nuestras elecciones y muchas veces nos resulta mas fácil dejar que sean otros los que elijan por nosotros y sentirnos víctimas de ellos, que hacernos cargo de nuestras propias vidas.
Libertad es confiar en nosotros mismos para poder avanzar hacia nuestros objetivos y sentir confianza en que la ayuda que necesitamos llegará.

La zona de confort en nuestra esclavitud.

La libertad es responsabilidad.

Nadie es libre si no es dueño de si mismo.

Ser libre es dejar de depender de alguien para depender de uno mismo.

Ser libres es poder conectarnos con los deseos de nuestra alma y sentir la libertad interior para ir por ellos sin que nos frene nuestra propia esclavitud. Ser libre es poder hacer tu propia voluntad

¿Acaso sabes cuál es tu voluntad?

¿Tienes claro lo que quieres?
¿Estás dispuesto a salir de tu zona de comodidad por ello?

Necesitamos prepararnos para salir ya que nuestros ojos se acostumbraron a la oscuridad y a las paredes, y nuestros oídos a escuchar mandatos y nuestras voces a reclamar y a sentirnos víctimas.

Libertad es poder tomar decisiones
pero también darte cuenta
que las estas tomando.


¿Cuáles son tus formas acostumbradas de encerrarte y castigarte?

¿Cuáles son los espacios en que los te sientes protegido pero no te ayudan a llegar a tu tierra prometida?

¿Cuáles son los barrotes que tú mismo te impones?
¿Cuáles son los castigos con que tu mismo te sancionas?

¿Qué es la libertad para vos?

¿Qué sería ejercerla en tu caso?

¿Dónde estaría tu libertad?

¿Cómo podrías prepararte para ejercerla?

¿Cuándo vas a decidir que es afuera donde quieres estar?

Quiero más una libertad peligrosa
que una servidumbre tranquila.
Mariano Moreno


6 Razones por las cuales posponemos

http://elizabethpabon.wordpress.com/2010/10/25/siempre-andas-posponiendo-las-cosas-aqui-tienes-6-razones-por-las-cuales-pospones/

24/10/2010

¿Es usted un coach efectivo? Averígüelo con este test


En los últimos años, muchas organizaciones han implementado programas de coaching para mejorar el desempeño de sus miembros a través de un enfoque metódico y estructurado. Y usted, ¿es un coach efectivo?

Por Fabiana Gadow

El
coaching es un proceso que se vale de conversaciones personales en las que un coach ayuda a un colaborador a comprender sus fortalezas y debilidades y a construir el compromiso para mejorar la performance.

Es un proceso que promueve la acción y agiliza el aprendizaje: "Implica desarrollar una relación profesional y un proceso deliberado y personalizado de observación, indagación, diálogo y descubrimiento mediante el cual se obtiene información válida, elecciones libres e informadas y compromiso interno con dichas elecciones" (Argyris & Schön, 1974)


Así, en los últimos años, muchas organizaciones han implementado programas de coaching para mejorar el desempeño de sus miembros a través de un enfoque metódico y estructurado.


Y usted, ¿tiene talento de coach?


El siguiente cuestionario le permitirá evaluar sus habilidades y cualidades:


1)
¿Demuestra usted interés en el desarrollo de carrera y no solamente en las tareas a corto plazo?

2)
¿Brinda usted apoyo tanto como autonomía?

3)
¿Establece objetivos ambiciosos pero alcanzables?

4)
¿Es usted un buen modelo para imitar?

5)
¿Comunica las estrategias del negocio y las conductas deseables como base para fijar objetivos?

6)
¿Trabaja con la persona para generar distintas alternativas y soluciones en forma conjunta?

7)
Antes de brindar feedback, ¿observa detalladamente y sin prejuicios a la persona?

8)
¿Distingue las observaciones de los juicios o las presunciones?

9)
¿Brinda información oportuna, solicita la opinión del otro y le permite participar en las decisiones?

10)
¿Evita cuidadosamente utilizar su desempeño como referencia para medir a los demás?

11)
¿Presta atención y evita las distracciones cuando alguien le está hablando?

12)
¿Parafrasea o utiliza otro método para clarificar lo que se ha dicho en una conversación?

13)
¿Utiliza lenguaje gestual moderado e indicaciones verbales de que está siguiendo lo que su interlocutor le dice?

14)
¿Utiliza preguntas abiertas para estimular el intercambio de ideas e información?

15)
¿Brinda feedback específico y oportuno?

16)
¿Brinda feedback centrado en la conducta y sus consecuencias (más que en juicios vagos)?

17)
¿Brinda feedback tanto positivo como negativo?

18)
¿Intenta llegar a un acuerdo sobre los objetivos y los resultados esperados más que simplemente ordenarlos?

19)
¿Prepara con anticipación sus encuentros con colaboradores?

20)
¿Realiza un seguimiento luego de sus charlas para asegurarse que las cosas progresan como fue planeado?

Ahora bien, si respondió afirmativamente a la mayoría de las preguntas, probablemente sea un coach efectivo.


Si respondió negativamente a muchas preguntas, debería considerar cómo desarrollar sus habilidades.


En este marco, es natural pensar que ser coach requiere de ciertos talentos innatos. Sin embargo, existen algunas sencillas pautas que cualquier persona puede aplicar para potenciar su efectividad:


Conversaciones significativas
: haga preguntas genuinas, interesadas y sin crítica. Escuche activamente.

Presencia
: no se aísle en su oficina. Salude a sus colegas y colaboradores, recorra los pasillos y conéctese con los miembros de la organización.

Comunicación
: transmita e informe incluso cosas que parecen obvias. No dé nada por sentado. Refuerce la comunicación informal.

Feedback
: Brinde un feedback oportuno y pertinente sobre el desempeño de sus colaboradores

Estimular
: Reconozca y agradezca. Siempre comparta las buenas noticias.

En definitiva, el coaching es una poderosa herramienta de mejora del desempeño.


Desarrollar habilidades de coach contribuye a desatar el potencial de los colaboradores, alentándolos y haciéndolos responsables de su propio desarrollo y crecimiento.


Fabiana Gadow

Directora de Recursos Humanos de Deloitte

Fuente: Materiabiz

El modelo teórico emergente del coaching: "el coach no te dice lo que tienes que hacer"


El coaching aún se encuentra en una etapa "adolescente" donde todavía no se ha definido por completo el marco teórico en el que debería sustentarse el futuro de la disciplina. Sin embargo, hay un modelo emergente de metodología no-directiva del coaching, que puede sintetizarse en el siguiente principio: "el coach no te dice lo que tienes que hacer".

Por Leonardo Ravier



La esencia


El coaching es un proceso fundamentado, básicamente, en el diálogo entre dos "socios temporales" que reflexionan y definen acciones concretas para alcanzar objetivos.


En este proceso, se denomina coach al profesional que ofrece el servicio, y coachee al cliente. Así, el proceso debe estar compuesto, como mínimo, por dos "socios" (el coach y el coachee); una meta a alcanzar; una determinación de medios (sean éstos fines intermedios y/o recursos tangibles e intangibles); y un plan de acción concreto, que se transformará en el compromiso personal de ejecución por parte del coachee, y de seguimiento por parte del coach.


Todo el proceso debe estar guiado por el propio criterio y conocimiento del coachee, en cuanto a su contenido y agenda a seguir, y por el criterio del coach respecto del propio proceso de coaching que lo contiene. Por ello, el coaching puede representarse bajo la simbología del "recipiente vacío".




En el gráfico, vemos la representación de este proceso en dos figuras. El recipiente vacío representa la habilidad del coach para abstraerse de sus prejuicios y puntos de vista. La esfera, por su parte, representa el conocimiento del coachee.


A mayor apertura (es decir, mientras más amplio sea el recipiente), mayor será el trabajo que el cliente podrá hacer con sus propios conocimientos y experiencias y, por ende, mayor apalancamiento o "catalización" de su potencial.


Por el contrario, cuando el coach aporta sus puntos de vista (reduciendo la amplitud del recipiente), el proceso comienza a atrofiarse y limitarse, dado que el cliente recibe experiencias ajenas que entorpecen el autoaprendizaje.


De esta forma, el coaching es un proceso con una metodología particular, que hace de catalizadora del
potencial de los individuos en diferentes contextos de actuación, utilizando exclusivamente el conocimiento, la información y la experiencia del coachee.

La construcción de un marco favorable al coaching es responsabilidad tanto del coach como del coachee. Ambos contribuyen al éxito o fracaso del proceso. El éxito ocurre cuando el coachee trabaja, de manera fluida, con sus conocimientos, experiencias y puntos de vista, mientras el coach se abstrae de sus preconceptos y prejuicios. La ineficiencia deviene cuando sucede lo contrario.


Los principios


Existe un principio fundamental dentro de la disciplina del buen coaching que explica el por qué de la simbología del recipiente vacío. Este principio puede sintetizarse con una de las expresiones más utilizadas a la hora de definir qué es el coaching: "el coach no te dice lo que tienes que hacer". Este es el principio que guía todo el proceso, que podríamos denominar como "no-directivo".


Por ello, el buen coaching está basado en el principio metodológico denominado CAR (respondiendo a la regla mnemotécnica de las palabras Conciencia, Autocreencia y Responsabilidad).


La Conciencia (el "darse cuenta de") permite al cliente obtener el suficiente conocimiento práctico para clarificar sus fines y los medios a utilizar. La Autocreencia le otorga el valor para creer que puede conseguirlo. Y finalmente, la Responsabilidad le concede la voluntad, perseverancia y coherencia para lograrlo consecuentemente. La clave radica en saber cómo interactúan estos principios dentro del propio proceso de coaching.


El proceso


El coaching se desarrolla a lo largo de sesiones semanales, quincenales o mensuales, de entre 45 y 90 minutos de duración aproximadamente, donde el coach y el coachee se juntan para reflexionar sobre los fines y medios necesarios para conseguir el objetivo planteado, y definen planes de acción concretos a realizar durante el tiempo entre cada sesión.


Así, la reflexión y la acción son las dos caras fundamentales de la "moneda del coaching". Es este ciclo constante de reflexión, acción y
feedback, bajo un proceso claro, acordado y confidencial, el que permite grandes resultados en la práctica diaria del coachee.

En el esquema siguiente, vemos cómo durante la sesión de coaching, y dado que existe un mutuo acuerdo contractual y confidencial, se produce una reflexión intensa que eleva la conciencia del cliente (cuadrante 1) permitiéndole crear un conocimiento único e irrepetible (cuadrante 2), aplicable sólo a su situación, y que a su vez, se transforma en su principal fuente de motivación para actuar responsablemente (cuadrante 3) poniendo en práctica el plan de acción (cuadrante 4) acordado y en absoluta coherencia entre sus pensamientos y acciones.


Esto hace que el resultado de sus acciones vuelva a modo de feedback, para ser nuevamente reflexionadas y continuar, así, en un círculo virtuoso y constante de reflexión-acción, siempre orientado al objetivo que el coachee desea conseguir.


Tal como puede verse, el verdadero protagonista del coaching no es el coach, sino el coachee con sus reflexiones, decisiones y acciones. El coach sólo procura generar el contexto necesario para que esto ocurra con mayor fluidez, rapidez y eficiencia a través del propio proceso de coaching.






La esencia no directiva, los principios representados en los conceptos de Conciencia, Autocreencia y Responsabilidad, y el proceso esencialmente creativo, junto a las propias habilidades o competencias del coach y sus modelos de trabajo (a los que haremos referencia en próximas entregas) representan el marco teórico emergente del coaching sobre el cual debe seguir evolucionando la profesión.


De no respetarse este marco, el coaching correrá graves peligros de extinción transformándose en una simple "etiqueta" al servicio de quien quiera usarla, vacía de contenido, incoherente, e incluso potencialmente peligrosa. Sobre esto seguiremos exponiendo también en próximas entregas.


Leonardo Ravier

Doctorando y Master Oficial en Economía (URJC), PDG (UEM). Master Certified Coach (ICF). Profesor invitado en el DBA de la Universidad Francisco Marroquín (UFM). Autor del libro "Arte y Ciencia del Coaching: Su historia, filosofía y esencia". Presidente honorario de Coaching Corporation Desarrollo Humano S.L. www.leoravier.com

Fuente: Materiabiz


Conversaciones laborales: ¿cuándo hablar y cuándo callarse la boca?


En muchos casos, basta con un solo comentario fuera de lugar para que se destruya definitivamente la armonía de un grupo de trabajo. Cualquier manager debería preocuparse por saber cuándo hablar y cuándo callar...

Dirigir un negocio implica cooperar continuamente con personas que tienen distintas creencias, opiniones y perspectivas que nosotros. Las divergencias son, desde luego, positivas porque manifiestan la diversidad existente en cualquier organización.

De hecho, los expertos en recursos humanos suelen recomendar cada vez más la formación de grupos diversos. Tenemos buenas razones para creer que las interacciones entre personas de distintos orígenes e intereses potencian la creatividad.

Sin embargo, al mismo tiempo, los grupos de trabajo diversos también pueden convertirse en verdaderas bombas de tiempo por las inevitables fricciones que suelen producirse entre sus miembros, fricciones que deben manejarse con el mayor tacto posible.

Según el artículo How to hold a Risky Conversation de la American Management Association, las escuelas de negocios tienen innumerables programas donde se enseñan las más variadas teorías sobre el liderazgo pero carecen de cursos donde se enseñe a los futuros managers desenvolverse en conversaciones difíciles, conversaciones donde basta una sola palabra fuera de lugar para que se arruine por completo una relación.

Así, muchos ejecutivos suelen estar escasamente preparados para esquivar las temibles trampas de la comunicación, esas trampas que nos llevan a adoptar una posición defensiva (reaccionando con sarcasmos y agresiones) a la primera percepción negativa que recibimos del otro.

Desde luego, la forma de evitar estos comportamientos no puede aprenderse completamente en los libros. La experiencia es el mejor maestro. Sin embargo, al menos pueden ofrecerse algunos tips para orientarse en la difícil tarea de saber qué decir, cuándo decirlo y, lo más importante, cuándo mantener la boca cerrada.

1) Brindar seguridad

Si quiere evitar que el otro se ponga a la defensiva, hágalo sentir seguro. Empiece su próxima conversación crucial comunicando su intención de colaborar. Cuando el otro se sienta respetado y confíe en sus motivaciones, bajará la guardia y se abrirá un diálogo cordial.

2) Pensamiento inverso

La mayoría toma la decisión de hablar o no a través de una evaluación de los riesgos de abrir la boca. Sin embargo, señala el artículo de la American Management Association, mejor adoptar la perspectiva inversa.

Es más conveniente evaluar los riesgos de guardar silencio:

¿cuál será el costo para la empresa (y para mí) si me guardo mi opinión? ¿Qué información importante poseo que justifique su comunicación?


A través de este sencillo método, podremos evitar hablar en situaciones en que lo mejor sería mantener la boca cerrada.

3) Separar a la persona del problema

Uno de los principales errores que solemos cometer en las conversaciones consiste en intervenir cuando estamos irritados con la opinión de un colega. Así, nuestras emociones negativas hacia el otro se cuelan en el debate.

Por lo tanto, antes de abrir la boca, separe a la persona del problema. Recuerde en todo momento que cualquier conversación laboral es, básicamente, una comunicación entre personas con el objetivo de resolver un problema.

En definitiva, la palabra es un poderoso método de acción y motivación. Pero esas meras vibraciones del aire también pueden ser tremendamente destructivas. Entonces, antes de abrir la boca, recuerde una célebre máxima del inmortal Groucho Marx: "Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente".

Fuente: MATERIABIZ

22/10/2010

Educar desde el Ser -LOS NIÑOS DEL 3r MILENIO - CONGRESO











Regresando al CORAZÓN: David Lanz - Return To The Heart

7 principios para amar tu cuerpo

7 principios para amar tu cuerpo


Arte de Maria Mar Ama tus curvas

Esta ilustración de la artista María Mar nos inspira a que amemos nuestras curvas.

Tu cuerpo es el cántaro de la vida. Es una vasija mágica llena de curvas. Vierte tu amor en ese cántaro y disfruta tu sustancia de tierra.

Hoy es Love Your Body Day, un día para amar tu cuerpo tal como es y honrar tu belleza auténtica. Celebra poniendo en práctica los siete principios del sistema CuerpoAdentro.

Primer principio: Vive presente en tu cuerpo.

Pensamos mucho en el cuerpo y, de tanto pensar, nos quedamos fuera de su territorio.
VivamPrincipios para amar tu cuerpoos presentes en el cuerpo, en el aquí y ahora, sintiendo nuestra respiración, las emociones que nacen a diario, el hambre y la saciedad, la sustancia de los huesos, los pies caminando sobre el suelo, las caderas moviéndose con un fluido vaivén, nuestro corazón palpitando al ritmo de la Tierra. Vivamos presentes en el cuerpo sintiendo la vida con todos los sentidos.

Acción #1 para amar tu cuerpo: Cierra los ojos, respira profundo y siéntete. Siente la bondad y el amor en tu corazón. ¡Ahí se encuentra tu belleza auténtica!

Principios para amar el cuerpoSegundo principio: Despierta la sabiduría de tu cuerpo.

Vivimos en guerra con nuestro cuerpo y, de tanto pelear contra su naturaleza, ignoramos su sabiduría. Nuestro cuerpo es un aliado, es el vehículo que nos permite experimentar la vida en la dimensión material. Hagamos las paces ya y escuchemos sus mensajes. El cuerpo nos habla con nuestras emociones, nuestras dolencias y malestares, nuestros deseos, pasiones y alegrías. Nos habla con la voz del sistema digestivo, sistema cardiovascular y sistema nervioso. Nos habla, incluso, con nuestro peso, los kilos que se pierden y se acumulan. Antes de salir corriendo a tomar acción, escuchemos sus mensajes. El cuerpo nos da la clave que nos lleva al bienestar y plenitud.

Acción # 2 para amar tu cuerpo: Saca 15 minutos para estar en armonía libre de estrés, de preocupaciones e interrupciones. Cierra los ojos, respira profundo y escucha las necesidades de tu cuerpo. Llena esas necesidades.

Principios para amar tu cuerpoTercer principio: Recibe los regalos de la Madre Tierra

Nos preocupamos demasiado por nuestra dieta, y de tanto preocuparnos, nos olvidamos de disfrutar nuestro cuerpo. Recibe el poder de los alimentos degustando los sabores en cada bocado. Mímate cuando tengas hambre con platos sanos y deliciosos. Y cuando no tengas hambre mímate con tu presencia. Mímate con horas de descanso y sueño cuando te sientas cansada. Y cuando no estés cansada mímate con movimientos físicos que despierten tu alegría. Mímate y cuídate para amarte, no para alcanzar el “cuerpo ideal”.

Acción # 3 para amar tu cuerpo: Prepárate una cena deliciosa. Sírvela en una mesa hermosa en colores y texturas que complazcan tus sentidos. Come con calma disfrutando los sabores en cada bocado.

Principios para amar tu cuerpoCuarto principio: Descubre tus paisajes emocionales dentro de tu cuerpo.

  • Nos fijamos en nuestra apariencia, y de tanto hacerlo, nos olvidamos de sentir el mundo emocional que habita dentro de nuestro cuerpo. Date tiempo para sentir tus emociones y descubre como se reflejan en el mapa de tu cuerpo. Las emociones hablan dentro de tu cuerpo: en tus hombros, en tu espalda, en tu estómago, en tu pecho. Descúbrelas y entiende cómo afectan tu cuerpo. Desnuda tus emociones. No le tengas miedo. Llora o ríe cuando cuando sea necesario. Transforma las emociones tóxicas y nútrete con las emociones alentadoras.

Acción # 4 para amar tu cuerpo: Saca tiempo para sentir tus emociones. Conéctate a la emoción que esté a flor de piel y siente en qué parte del cuerpo habita esa emoción. Respira profundo en esa parte del cuerpo y date permiso para sentirla sin forzar nada. Abrázate.

Quinto principio: Experimenta tu cuerpo como una manifestación de tu alma.

Intentamos caber en el molde del “cuerpo ideal” y de tanto hacerlo, comprimimos a nuestro ser auténtico. El cuerpo es el hogar del alma. Toquemos al mundo expresando quiénes somos mediante nuestra dimensión física. Riamos, cantemos, bailemos, amemos. Hagamos pinturas maravillosas. Amemos dando caricias. Pongámonos atuendos que reflejen los colores y las texturas que habitan en nuestro ser.

Acción # 5 para amar tu cuerpo: Date permiso para expresar tu ser mediante una actividad creativa/física que te apasione como bailar, pintar, cantar o jugar algún deporte.

Principios para amar tu cuerpoSexto principio: Ocupa tu espacio de poder y comparte tu majestuosa presencia con el mundo.

Escondemos y rechazamos aspectos de nuestro ser, y de tanto hacerlo, nos convertimos en el maniquí de las expectativas de las demás personas. Atrévete a caminar por la vida siendo quién eres realmente. No tienes que pedir permiso para expresar la mujer maravillosa que late dentro de ti. Libérate del que dirán, de los hábitos que cortan tu estatura, de la vergüenza que esconde tu majestuosidad. Tu presencia de reina es un regalo para el mundo. ¡Compártelo!

Acción # 6 para amar tu cuerpo: Vístete en un atuendo que te hace sentir como una reina. Sal a caminar por la calle sintiendo como tu corazón se conecta a las demás personas al mismo tiempo que mantienes tu atención en ti misma.

Séptimo principio: Celebra tu belleza y libera tu gracia.

Gastamos mucha energía y recursos para , y de tanto hacerlo, estresamos nuestra belleza auténtica. La fuente de tu belleza se encuentra dentro de ti, en ese espacio sagrado donde el cuerpo vive en armonía con el alma. Nutre ese espacio con amor, cariño, arte, naturaleza, relajación y alegría.

Acción # 7 para amar tu cuerpo: Pon una música que te haga sentir feliz. Respira profundo y conéctate a esa felicidad. Deja que la felicidad se exprese en tus movimientos. No tienen que ser movimientos de ningún baile específico, si no los movimientos que salen naturalmente de tu cuerpo. Mantén la atención en tu alegría. Estás expresando tu gracia.

¡Que vivas feliz en tu cuerpo!

Ama tus curvas 2010

Gracias a mi cuerpo

Parte I: Vive en paz con tu cuerpo

Parte II: Vive en paz con tu cuerpo

Ama tus curvasAcerca de Ama tus curvas
Ama tus curvas es un evento virtual del Blog CuerpoAdentro y la campaña No te hagas pequeña que te motiva a que celebres tus curvas y la belleza de todos los tipos de cuerpos. Ama tus curvas tiene lugar en el mes de octubre coincidiendo con la celebración de Love Your Body Day. Ama tu cuerpo 2010 se celebra del 17 al 23 de octubre. Lee más acerca de este evento aquí

Acerca de la autora
Corazón Tierra “DanzaDiosas” es autora, editora, poeta, bailarina, experta en autoestima corporal y autora del blog CuerpoAdentro. Es una de las pocas mujeres en el planeta que se ha sanado de la anorexia y que de esa experiencia ha desarrollado un sistema que ayuda a sanar la autoestima corporal. Su misión es ayudar a la gente a que se ame sin condiciones y a que vivan felices en sus cuerpos. Cumple con esta misión mediante sus publicaciones virtuales, su blog, libros, columnas, presentaciones de danza-teatro, talleres, charlas y mediante la campaña de autoestima corporal No te hagas pequeña. Lee más sobre su labor aquí

21/10/2010

Qué hacer cuando tus estados emocionales y corporales no ayudan


Por Ana Cecilia Vera

Resumen: Si te encuentras abrumado por emociones de "bajón", angustia, preocupación... o en el cuerpo sientes una molestia punzante como por ejemplo un nudo en el estómago o dolor de cabeza, es hora de escuchar esos mensajes. En este artículo te digo cómo y por qué hacerlo.


¿Angustia? ¿Preocupación? ¿Tristeza? ¿Vacío?
¿Nudo en el estómago o en la garganta?
¿Dolor de cabeza que no cesa?
¿Contracturas en el cuello, dolores de espalda?

Si te sientes identificado con alguna de estas emociones o malestares corporales es hora que pares tu marcha a "escuchar" que tienen para decirte.

Puede que en lo cotidiano no te regales el espacio ni la oportunidad para conectarte con lo que te pasa pero yo te digo ¡hazlo! Estos malestares corporales y emocionales pueden estar alertándote a través de estas señales, sobre ciertas cuestiones de tu vida de las que necesitas encargarte.

Te propongo las siguientes preguntas para "escuchar" que tienen para decirte así te pongas en acción y vuelvas a sentirte BIEN...

  • ¿Tienes tus chequeos médicos al día? Si no es así, ¿cuál te falta? ¿Qué podrías hacer para implementar un cambio en este sentido? Escribe cómo lo harás, trabaja en una suerte de pequeña planificación para lograrlo y ponte en acción.

  • Observa tus manos, tus pies, tu cara, tu dentadura... ¿En qué estado los encuentras? ¿Qué tienen para decirte sobre ti mismo y sobre tu vida? Haz lo mismo con otras partes del cuerpo.

  • ¿Qué te dirían tu valores, tus principios que es mejor hacer para sentirte mejor? ¿Qué te diría el AMOR que es mejor hacer? ¿Qué te diría el RESPETO que es mejor hacer? ¿Qué te diría la PAZ? Hazte estas mismas preguntas y reemplaza los valores por los que sean tuyos y más te importen.

  • ¿Qué "escuchas" detrás de esa angustia que sientes? ¿De qué te habla esa "punzada" en el estómago? ¿Y tus dolores de cabeza? ¿qué te están queriendo decir?

  • ¿Qué necesitas hacer para liberarte de ese vacío que te embarga?

  • ¿Qué excusas y auto-justificaciones te estás poniendo constantemente para no hacer tal o cual cosas que sabes bien en tu interior que necesitas hacer? ¿Para qué seguir con esas excusas? ¿Cuál es el precio que estás pagando por seguir en ellas?
  • ¿Qué te está preocupando? Y, ¿qué pasaría si en lugar de preocuparte por esa situación que te tiene atrapado, te ocuparas? ¿Cómo podrías involucrarte en la solución de ese problema y ocuparte en lugar de preocuparte?

  • ¿Qué podrías hacer para "parar la máquina" y hacerte cargo de esas emociones que te tienen ahí abajo y no te permiten volver a empezar? ¿Cómo podrías ponerte en contacto con ellas para "que te digan" lo que necesitas saber?


Luego de responder estas preguntas, pregúntate:

  • ¿Qué te pasa con todo lo que acabas de escribir?

  • ¿Cómo podrías orientar tus acciones para resolver cualquier problema que estés teniendo?

  • ¿Cómo podrías convertir cada problema en una oportunidad?

  • ¿Qué vas a hacer ahora?


No es fácil salirse de esos estados de ánimo pero aunque cueste querido lector, tienes que intentarlo. ¿Para qué seguir así? No hay motivo para continuar sintiéndote mal. Tú puedes hacer algo bueno por tu vida, sólo hace falta que te decidas y te regales un tiempo y espacio regularmente para conectarte con tu ser. Esto es tan importante y necesario porque desde emociones negativas y estados corporales de malestar no podrás resolver nada y cualquier oportunidad de disfrute y de creación de nuevas posibilidades para tu vida se verá opacada.

Antes que estos estados de ánimo te tengan atrapado a ti, tú tienes que tomar el control sobre tu ser e intervenir a través de tu cuerpo, a través de tus emociones o a través de tus pensamientos. Desde cualquiera de estos 3 dominios puedes intervenir en los otros para restaurar tu equilibrio.

Establece regularmente un ritual que te permita volver a tu centro para invocar al entusiasmo, a la alegría, al amor, a la paz, al enfoque cada vez que algo amenace con sacarte de ellos. No veas estos malestares como algo a evitar; míralos, dales la bienvenida y "pregúntales" qué traen como mensajes que necesitas descubrir. Tienen mucho para decirte. Eres tú mismo quien te estás pidiendo a través de tu propio ser encargarte de ciertas cosas aunque en forma inconsciente. Trae a tu consciencia esas lecciones y resuelve lo que haga falta. ¡Te mereces ser feliz! ¡Y de ti depende!


© 2006-2010 Ana Cecilia Vera. Todos los Derechos Reservados.


Sobre la autora:
Ana Cecilia Vera asiste a personas, líderes y profesionales en el proceso de cambio que buscan para decirle SI a sus sueños y emprenderlos desde una transformación interior. Si quieres crear nuevas posibilidades en tu vida, disfrutarla al máximo con éxito y felicidad, visita http://www.anaceciliavera.com.ar y suscríbete al boletín para disfrutar de más tips y estrategias GRATIS y recibir en tu e-mail un reporte especial Gratuito.


20/10/2010

¿Por qué es importante tomar decisiones? 4 tips para liberar tu camino hacia lo que quieres

¿Por qué es importante tomar decisiones? 4 tips para liberar tu camino hacia lo que quieres

¿Por qué es importante tomar decisiones?Muchos de mis clientes y lectores me expresan que uno de los obstáculos que les impide seguir adelante y lograr el cambio que desean para sus vidas, es tener el valor para tomar decisiones y ponerlas en práctica.

Muchas veces tienen miedo de las consecuencias de tomar tal o cual decisión, por lo que viven en un estado de incertidumbre que los predispone de una manera reactiva ante los acontecimientos de la vida. Esperan indefinidamente que algo externo y mágico ocurra para liberarse de ese problema cuando pierden de vista que la solución está en sus manos.

Si te encuentras en esta situación, corres el peligro de seguir en el mismo lugar dentro de un tiempo y que las cosas que deseas se hagan esperar indefinidamente.


Decisión.

(Del lat. decis?o, -?nis).

1. f. Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa.

Decidir.

(Del lat. decidere, cortar, resolver).

1. tr. Cortar la dificultad, formar juicio definitivo sobre algo dudoso o contestable.

Tomar una decisión y sostenerla implica un quiebre, un corte a algo que no está funcionando como esperamos. El hecho de declarar ese quiebre, genera una cadena de conversaciones internas y decisiones con las que podemos configurar y diseñar nuestro futuro. El poder reside en la conversación que tengas pululando en tu cabeza, allí están los significados de "fracaso" y "éxito" en tu vida. ¿Te das cuenta el poder que tiene el tomar una decisión? Una decisión puede marcar un antes y un después en tu vida.

¿Por qué es importante tomar decisiones en tu vida?

Y simplemente porque influye directamente en el logro de lo que deseas. Si analizas cuidadosamente tus resultados, te darás cuenta que la mayoría de las veces no estás logrando lo que quieres por falta de enfoque y por supuesto de proactividad para emprender acciones que vayan liberando tu camino hacia el próximo paso. Deseamos tener todo el camino revelado, cuando en realidad el camino se construye paso a paso.

Me gusta pensar en esto como el hecho de ir armando nuestro camino baldosa a baldosa. La idea es pararnos en una baldosa y buscar la próxima para colocarla en frente de nosotros, para poder pisar en ella y dar el próximo paso.

Aquí te propongo 4 tips para que aprendas a tomar decisiones y liberes tu camino hacia lo que quieres:

1. Concéntrate en la situación que te esté molestando y clarifica qué es lo que quieres que ocurra.

Como siempre, el primer paso es definir qué quieres; no me canso de repetirlo. Muchos de mis clientes los veo dar vueltas con el mismo problema, sin hacerse cargo, sin tener el valor de tomar una decisión porque temen los resultados de tomarla o simplemente porque no se han aclarado a si mismos qué les pasa con ese problema y qué esperan de esa situación para impulsarse a tomar una decisión que libere el camino de incertidumbres.

Es importante que te preguntes ¿qué quieres que ocurra? ¿cuál es la brecha que debes salvar para llegar a lo que deseas?

Declaración personal: "Yo quiero lograr...", "Yo quiero...".

2. Ten en cuenta que nunca podrás estar seguro que la decisión que tomes será la mejor.

Es muy simple, si algo no está funcionando como esperabas, analiza la situación, detecta el problema, soluciónalo tomando una nueva decisión. ¿Puedes verlo? Siempre puedes ajustar tu marcha hacia lo que deseas. Tienes que saber de antemano que los resultados de tomar una decisión y acción no siempre van a ser lo que esperabas, pero esto no es tan terrible. El que una situación se convierta en negativa o positiva depende en gran medida de cómo interpretes la situación, depende de cómo estás observando el problema.

Declaración personal: "¡Siempre puedo ajustar mis elecciones sobre la marcha!"

3. Piensa alternativas de solución/acción y elige una de ellas para continuar, ¡lánzate!

No estés dando muchas vueltas. Infórmate, sé preciso y efectivo, analiza diferentes opciones de acción y elige la que mejor te impulse a seguir adelante. Abre tu mente para crear nuevas posibilidades. ¿Cómo te darás cuenta que es una "buena" alternativa? Piensa en los resultados, imagina qué ocurriría si emprendieras esa opción. Apoya tu elección con un estado de ánimo que te predisponga positivamente hacia buen puerto.

Piensa en alternativas, elige una de ellas y coloca tu próxima "baldosa" para continuar tu marcha. El poder está siempre en tu elección. No te enfoques en el error posible, sino más bien en los resultados que lograrás eligiendo esa acción. No pienses en el miedo a equivocarte ya que en realidad ¡nunca te equivocas! simplemente vas eligiendo nuevos caminos y acciones hacia lo que deseas. No olvides que "solo la acción produce resultados". Ayúdate con esta pregunta: ¿Qué tendría que estar haciendo para lograr X cosa? Esto te ayudará a definir tu próxima decisión tomar y acción a seguir.

La decisión, la declaración de quiebre, es el momento más importante entre tu meta y la acciones que emprendas hacia ella. Sino emprendes esas acciones significa que no estás realmente comprometido con tu decisión y es posible que tengas que volver a analizarla.

Declaración personal: "Yo elijo esta alternativa para lograr lo que deseo con compromiso y firmeza... Si algo no sale como espero, no lo veo como error sino como un espacio para aprender!".

4. Confía en ti.

En tu interior siempre están las respuestas aunque el panorama se presente a veces confuso. Confía en tu intuición, en tus logros, en tu experiencia y sobre todo en el conocimiento interior que parte de que tú eres el dueño de tu propia vida y que, aún pidiendo ayuda a otras personas, tienes que poner en alto lo que te dicta tu corazón. Escúchate, hazte buenas preguntas para tener buenas respuestas. Elige alternativas y toma decisiones de acuerdo a tus propios objetivos, no los ajenos.

Declaración personal: "Yo confío en mi intuición, mi experiencia y convicción al tomar esta decisión y siempre puedo pensar en nuevas alternativas para seguir adelante hacia mis metas. Nada me detiene".

El arte de tomar decisiones y acciones implica entrenarnos en habilidades altamente necesarias como las que detallo a continuación:

  • Aprender a crear pensamientos y creencias positivas, sobre nosotros mismos y nuestro entorno.
  • Aprender a manejar nuestros miedos, sobre todo el miedo a equivocarnos, el miedo al fracaso.
  • Aprender a mirar con otros ojos, a crear diferentes interpretaciones, alejándonos del problema para "ver" diferentes puntos de vista.
  • Aprender a enfocarnos en lo que queremos y a hacer un hábito el ejercicio de "resolver problemas" como algo cómodo y frecuente en nuestra vida.
  • Tomar decisiones y aprender sobre las mismas, sean sus resultados positivos o negativos (aprender de los aciertos y de los errores).

Todos tenemos el poder de elegir alternativas de acción, declarar quiebres, decir "BASTA" para re andar el camino. Sólo falta que actives ese poder dentro de ti. Recuerda que todo comienza con un pensamiento.

¿Hay algo que no es como esperas?
¿Qué decisión poderosa necesitas tomar que tenga la fuerza de cambiar radicalmente tu vida?
¿Puedes comprometerte a lograr ese resultado?

Declara un quiebre, toma una decisión, ponte en acción y comprométete con ella hasta que la cumplas.

¡Verás lo que ocurrirá con tus emociones y resultados!



© 2006-2010 Ana Cecilia Vera. Todos los Derechos Reservados.


Sobre la autora:
Ana Cecilia Vera asiste a personas, líderes y profesionales en el proceso de cambio que buscan para decirle SI a sus sueños y emprenderlos desde una transformación interior. Si quieres crear nuevas posibilidades en tu vida, disfrutarla al máximo con éxito y felicidad, visita http://www.anaceciliavera.com.ar y suscríbete al boletín para disfrutar de más tips y estrategias GRATIS y recibir en tu e-mail un reporte especial Gratuito.